Planificación Cerebro Compatible

Lucrecia Prat Gay

¿Es posible y efectivo planificar una clase o una reunión teniendo en cuenta los Elementos Compatibles con el Cerebro?

¿Qué herramientas aportan las neurociencias para que podamos activar cerebros y ayudar a que aprendan de una manera más natural y memorable?

*Grupo
Comparte tu experiencia en este tema y contribuye activamente a la mejora de la calidad educativa en la región. Solicita ser parte del grupo “Planificación Cerebro Compatible”.

Después de más de 40 años trabajando en las escuelas, puedo asegurar que las neurociencias nos proporcionan la teoría y la investigación científica contundente para invitarnos, a nosotros, docentes y profesores, a diseñar estrategias de enseñanza y una secuencia didáctica diaria que vayan de la mano con la forma en que el cerebro aprende naturalmente.

Planificar nuestras clases es de vital importancia. Nos ayuda a:

• optimizar la distribución del tiempo y la tarea,
• establecer prioridades, delinear metas realistas, secuenciar los pasos necesarios en cada clase apuntando a alcanzar una meta mayor que es la planificación anual,
• organizar el pensamiento,
• reducir la incertidumbre,
• unificar e institucionalizar, en todos los niveles, las prácticas exitosas bajo la mirada científica de la neuroeducación.

Planificar nuestras clases desde la mirada de las neurociencias significa repensar esa secuencia didáctica teniendo en cuenta la incorporación del movimiento como acelerador del proceso de aprendizaje, la música que enriquece el ambiente, la colaboración diaria, ya que somos cerebros sociales, los recreos cerebrales para recuperar la atención externa selectiva y sostenida, el repaso y la metacognición.

Y principalmente, una planificación amigable con el cerebro tiene en cuenta el Principio BEM que la ciencia nos acerca: el cerebro recuerda mejor los principios y finales de cada clase o reunión y tiene dificultad para recordar lo que sucede en el medio. Eso significa que es necesario planificar “muchos principios” para consolidar memorias e incorporar recreos cerebrales para lograr recuperar la atención y la motivación después de un periodo de atención externa.

Una planificación cerebro compatible contempla la conexión personal con cada alumno, incluye herramientas de regulación emocional para nivelar estados que promuevan aprendizajes y estimula la auto gestión y la retroalimentación que apuntan a una mejora continua.

Ir al grupo

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *